Viajar con remolque, todo lo que necesitas saber. Tipos, permisos y normativa

Si necesitamos ampliar el espacio de nuestro vehículo para cargar o trasportar una caravana o cualquier otro elemento con gran volumen, te recomendamos que incorpores un remolque a tu vehículo.

El sistema de remolque surgió con el objetivo de trasportar o cargar bultos de más que no caben en un vehículo convencional. Pero para el uso del remolque tenemos que seguir una serie de normas y unos consejos prácticos para asegurarnos que su uso es legal y seguro tanto para nosotros como para otros conductores.

Si necesitas más espacio de carga en tu coche para trasladar objetos de gran volumen, como bicicletas, ciclomotores y otros vehículos, un remolque resultará el auxiliar más interesante. Antes de lanzarte a la compra de este complemento, debes conocer los tipos y permisos necesarios y la normativa respecto a estos.

Transferir vehículo

TIPOS DE REMOLQUES

Distinguimos entre remolques ligeros y no ligeros, dependiendo de la M.M.A (Masa Máxima Autorizada):

  • REMOLQUES LIGEROS:M.A igual o inferior a 750 kg. Pensados normalmente para un uso cotidiano y personal, como para el transporte de bicicletas y tablas.
  • REMOLQUES NO LIGEROS:M.A superior a 750 kg. Son de mayor tamaño y suele hacerse de ellos un uso más profesional; transportan lanchas, caravanas, entre otros. Son considerados como otro vehículo.

Entender el lenguaje de los remolques

  • MMA: La Masa Máxima Autorizada de un vehículo es la masa máxima que puede poseer un vehículo que circula por la vía pública, una vez está cargado.

  • MMC: Masa máxima del conjunto. Consiste en la masa máxima a la que puede llegar el conjunto del vehículo tractor, el remolque y la carga del mismo.

  • TARA: Masa del vehículo, con su equipo fijo autorizado, sin pasajeros ni carga, y con su dotación completa de agua, combustible, lubricante, repuestos, herramientas y accesorios necesarios.

  • MMR: Masa máxima remolcable. Es la masa máxima que puede remolcar nuestro coche, se expresa como “cf/sf” que quiero decir con freno y sin freno respectivamente.

A continuación especificamos unos consejos que deberías de seguir para cuando realices un viaje con remolque.

Acoplar un remolque a nuestro vehículo

Para instalar de forma segura y legal y disfrutar del uso del remolque en nuestro vehículo necesitamos un sistema de acoplamiento el cual nos servirá para fijar bien el remolque y establecer adecuadamente las conexiones que se establecen entre éste y el vehículo.

Si quieres instalarlo lo primero que debes hacer es acercarte a tu concesionario o bien a tu taller de confianza para conocer qué sistema de anclaje es más adecuado en función de las características de tu vehículo y del remolque.

En el momento en que te vayas a comprar un remolque, asegúrate de que es un remolque homologado y que te entregan la trajeta ITV del remolque una vez lo has comprado. Es decir, que, si no tiene homologación, olvídate de comprar ese modelo y busca mejor, asesórate bien sobre la homologación. Como veremos más adelante las posibles sanciones y problemas al llevar un remolque no homologado son bastante contundentes.

El sistema de acoplamiento entre el vehículo y el remolque supone realizar una pequeña reforma en ambos. Es decir, supone una modificación en algunos elementos de nuestro vehículo. Por esta razón, como propietarios del vehículo disponemos de un plazo de 15 días para legalizar y verificar la reforma que se ha hecho al vehículo. Esta verificación se realiza en la ITV y se expedirá en la parte trasera de la tarjeta ITV del vehículo que ha sido modificado y va a remolcar al remolque.

En este sentido, tenemos que recordarte que los remolques que son ligeros tienen la obligación de llevar la placa de la matrícula que les corresponde al propio vehículo. En cambio, los remolques no ligeros tendrán independientemente su propia placa de matrícula. El diseño de la matrícula es con fondo rojo y la letra R, al igual que la placa de matrícula del propio vehículo tractor.

Comprueba antes de circular con el remolque

No debemos circular sin antes haber comprobado unas cuantas cosas en el remolque. En este sentido, el sistema de acoplamiento tiene que ser bien fijado y asegurado, sin olvidar que debe estar en buenas condiciones para evitar su desacople. Otro factor importante a revisar es el sistema de alumbrado. En ocasiones alguna bombilla puede llegar a fundirse pues puede que el conector no esté funcionando bien o que no haya sido correctamente conectado, de esta manera provocará que no se enciendan todas las luces. Y, por último, revisa la presión de las ruedas. Cada fabricante recomienda una presión determinada para el uso de remolques. Ve a la ficha técnica del vehículo y comprueba qué presión es la que tú necesitas.

Circula con seguridad y prevención

Acoplar un remolque a un vehículo afecta a la conducción del mismo. La forma de conducir no va a ser igual hacerlo con él o sin él, cambiará nuestra forma de maniobrar, nuestra percepción del espacio, así como el frenado. Concretamente sabemos que se nos pueden presentar tres situaciones en las que tenemos que saber muy bien cómo proceder:

distancias de frenado remolques

También te damos una serie de consejos que te servirán para ir mucho más seguro al volante:

  • Circular con remolque limita la velocidad de forma específica y cumplir con los límites es estrictamente necesario y obligatorio. En carreteras autopistas y autovías, el límite es 90 km/h, por lo que no podrás superar esa velocidad. En carreteras convencionales, 80 km/h. Y en el entorno urbano la velocidad máxima, generalmente, es de 50 km/h.

  • Ten especialmente cuidado cuando estés circulando y sientas fuertes ráfagas de viento de forma lateral. En general, para los vehículos en sí ya son peligrosas pues con el uso del remolque se incrementa la peligrosidad con fuertes rachas de viento lateral. El adelantamiento a un camión con viento lateral es razón para que tu coche se desvíe de la trayectoria debido a que el vehículo está a cubierto del viento gracias al camión, pero el remolque no lo está. En este sentido, perderá su trayectoria.

  • Un vehículo con remolque no tiene la misma maniobra de marcha atrás, ya que funciona al contrario que en un vehículo que no lleva remolque incorporado, por eso desde la DGT recomiendan la práctica del movimiento en un lugar que no tenga tráfico para probar, antes de circular por en vías públicas.

  • La carga del remolque debe colocarse entre diez y veinte centímetros por delante respecto al eje de las ruedas, para que funcione adecuadamente. Si no se tiene en cuenta esta advertencia el remolque no tendrá un eje de girada correcta, es decir, no girará correctamente.

  • Si en algún momento, el remolque limita el campo de visión en los retrovisores el vehículo tendría que ser modificado, instalando unos retrovisores adicionales con el objetivo de ampliar la visibilidad.

 PERMISOS DE CONDUCIR PARA VIAJAR CON REMOLQUE

Para circular con un turismo con remolque, el tipo de permiso de conducir que necesitarás variará según sea un remolque ligero o no ligero.

  • Remolques ligeros: podrás conducir con cualquier tipo de remolque ligero con el permiso B, sin ninguna autorización especial.
  • Remolques no ligeros: en este caso, aparte del permiso B, necesitarás la autorización B-96, si el conjunto del vehículo y el remolque no supera los 4.250 kg; superando este peso, necesitarás el permiso B+E, que permite una M.M.A de 3.500 kg siempre y cuando el vehículo tractor no supere esa M.M.A. Los remolques de coches no ligeros tienen que tener un permiso de conducir propio.

Es decir, que si trasportamos un remolque ligero, necesitaremos el permiso de la clase B sin ningún misterio. Sin embargo, si nuestra pretensión es transportar una caravana o cargar algún elemento pesado como por ejemplo una lancha, necesitaremos ampliar el permiso B mediante la autorización B-96 la cual nos permite conducir un remolque de MMA superior a 750 kg con un vehículo de hasta 3.500 kg, siempre y cuando en conjunto no se supere los 4.250 kg. Por otro lado, el permiso de la clase B+E permite remolcar una MMA de hasta 3.500 kg siempre que el vehículo tractor no exceda esa misma MMA.

 SEGURO, MATRICULACIÓN E ITV

  • Remolques ligeros: no necesitan un seguro aparte del propio vehículo, pero deberá ser notificado a la aseguradora. En lo que concierne a la matrícula, deberá tener una placa, que será la misma que la del vehículo tractor. Por último, los plazos para pasar la ITV serán los mismos que los del vehículo que lo transporta.
  • Remolques no ligeros: a diferencia de los anteriores, estos remolques precisan un seguro y matrícula independientes al del vehículo en el que van acoplados. Asimismo, pasarán sus propios plazos de inspección de la ITV.

PRECAUCIONES Y LÍMITES DE VELOCIDAD

Debido a la inercia de la masa extra, tendrás que circular con mayor precaución, prestando atención a las curvas, viento, neumáticos y distancia de frenado, reducida entre un 15 y 20%. Los límites de velocidad serán diferentes a los que nos tendríamos que ajustar si circuláramos sin remolque: 80 km/h en carreteras convencionales, 70km/h en vías fuera de poblado, 50km/ en medio urbano y 90km/ y 80km/h para remolques ligeros y no ligeros respectivamente en autovías y autopistas.

Sanciones principales

Considerando aparte de las sanciones pertinentes en cuanto a la circulación sin remolque, tenemos que considerar que hay determinados comportamientos en cuanto al uso de los remolques que se penalizan con sanciones. Veamos las principales sanciones a las que nos podemos exponer:

  • Superar el límite de velocidad: Las infracciones al superar el límite de velocidad produciéndose un exceso de velocidad se sancionan con hasta seis puntos del permiso de conducir y multas que oscilan entre los 100 y 600 €. La cantidad estimada depende de si la infracción realizada es una infracción grave o muy grave. En este caso queremos recordar que la velocidad máxima permitida al circular con remolque es como hemos comentado anteriormente, inferior a si se circula solamente con un turismo.

  • No regularizar reformas de importancia: Al acoplar el sistema de acoplamiento para el uso del remolque estamos realizando una importante reforma que se considera de importancia la cual tiene que ser regularizada en la ITV. Disponemos de 15 días para regularizar la situación del vehículo. Si no se procede a realizarlo y se circula por vía urbana, la sanción será de 200 € al tratarse de una infracción grave.

  • En el caso que circules con un remolque no ligero sin que el vehículo acoplado haya superado la ITV,  se sanciona como infracción grave de 200 €.

¿A qué velocidad puedo ir con mi remolque?

Si la MMC (Masa Máxima del Conjunto) (es decir la suma del vehículo + remolque + carga) supera los 3500 kg, será obligatorio que el límite de la velocidad sea de 80 km/h en carreteras y a 90 km/h en autopistas.

Para todo tipo de remolques va a ser necesario ajustar la conducta en el volante, puesto que se ven alteradas determinadas situaciones como la alteración de la distancia de frenado y las condiciones de la carretera.

¿Es obligatorio el sistema de frenado en mi remolque?

Todo remolque que sea no ligero, es decir, si la MMA es igual o superior a los 750 kg, tiene que estar equipado con un sistema de frenado. También será necesario contar con un sistema de frenado si la MMA del remolque es mayor que la mitad del peso en vacío del vehículo tractor.

Así como también será de uso obligatorio la cadena de seguridad para todos los remolques sin excepción que lleven freno. No se necesitará en otros modelos, pero es muy recomendable por su seguridad en carretera.