Renting, alquiler a largo plazo y cómo beneficiarse de él

El concepto de renting es el sinónimo del alquiler a largo plazo de un bien, en el caso que abarcamos en este artículo, de un vehículo. Independientemente de la marca que sea, del modelo o del segmento al que pertenezca, a través del renting la compañía (empresa arrendadora) se dispone de la posibilidad de comprar un vehículo nuevo, dependiendo de los gustos y necesidades del arrendatario, es decir, del cliente.

En ocasiones la gente confunde el renting con el leasing ¿es tu caso?, si es así mira esta guía de leasing que hemos preparado para ti.

A cambio de esto, el cliente pagará a cuotas mensuales, en un periodo de tiempo determinado y con un kilometraje establecido previamente. En el alquiler se incluye determinados servicios, generalmente muy extensos, los cuales, como mínimo incluyen los gastos de mantenimiento y el seguro incluido. Si por el contrario, buscas alquilarle un coche a un particular, aquí puedes informarte al detalle.

Debido a que los negocios que se decantan por esta modalidad, tienen grandes ventajas tanto administrativas como fiscales, éstos son los que mayormente emplean el Renting. Por esta razón, España tiene una amplia oferta para tu opción de alquiler a largo plazo(Renting).

Las ventajas a las que puedes optar al contratar tu Renting son:

  • Total flexibilidad en el aumento o disminución de los vehículos de la flota en tu empresa, la cual varía obviamente dependiendo del volumen de trabajo que tenga tu empresa en determinados momentos.

  • El renting es un gasto y no una inversión, a efectos fiscales, tienes la posibilidad de liberar los recursos financieros de tu empresa. Y mucho mejor, gracias a que las cuotas son fijas, se facilita la planificación en Tesorería.

  • Al no necesitar personal a cargo del control de mantenimiento de toda tu flota, de las averías etc… aumentará tu productividad de los recursos humanos.

No es nada nuevo que las pequeñas empresas y los trabajadores autónomos aumentan cada día más. Estas empresas y autónomos se deciden por usar el renting para su flota de vehículos. Además, como particular también tienes una serie de ventajas. En este artículo te informaremos sobre esto y las dudas que te pueden surgir si estás pensando en obtener vehículos Renting, como tipo de alquiler para tus vehículos.

Cómo funciona el Renting

Si hablamos claro, Renting es un puro alquiler al largo plazo. En este proceso de alquiler, la empresa que te alquila el vehículo, proporciona al cliente determinados servicios durante el periodo que dura este tipo de alquiler.

Para realizar el alquiler renting no tienes porqué ser autónomo, pueden optar al renting todos los usuarios independientemente si son empresas, particulares o autónomos. Pero sí que es cierto que, si eres autónomo o tienes una empresa, la ventaja fiscal te beneficiará al poder deducirte el alquiler como gasto y no como inversión.

Diferencias entre leasing y renting

diferencias entre leasing y renting

Te pueden parecer similares, no obstante, el renting y el leasing son dos alquileres con distintas modalidades. El leasing es un alquiler que al final del contrato tienes el derecho a compra siempre que pagues el valor residual y la cuota mensual. Esta modalidad no incluye los gastos del mantenimiento del coche. El objetivo de este alquiler es que utilices el vehículo durante un periodo de tiempo y si lo deseas, poder adquirirlo al finalizar el contrato.

En leasing el vehículo estará a nombre del propio cliente mientras que en renting el vehículo constará a nombre de la empresa que lo alquila. Tanto leasing como renting se tratan en un alquiler de la flota de vehículos a una determinada empresa, por ello tienden a confundirse, pero realmente la diferencia principal está en la finalidad del servicio. De esta manera, para que te aclares con ambos conceptos, el contrato de Renting no tiene la opción de compra final cuando finaliza el periodo de alquiler. De diferente forma se oferta el contrato de leasing, el cual tiene como objetivo final la adquisición final del vehículo.

Ya sea el Renting o el Leasing, ambos alquileres benefician a las empresas con el fin de evitar una inversión inicial necesaria para obtener, y mantener, una flota de vehículos. Por esta razón, si te decantas tanto por el renting como `por el leasing serán buenas opciones para que mejores tu cash flow.

Precio del renting

En función del precio del vehículo, se calculará la cuota mensual del renting, así como en función del periodo de arrendamiento y el valor que tendrá el coche para su reventa, una vez haya finalizado el periodo del alquiler. Además de estos factores, también se considera el kilometraje y el valor del seguro que se contrata.

Todos los meses que tengas tu cuota, se te incluirán los gastos de mantenimiento, las posibles averías y la asistencia en carretera.

Generalmente, el contrato del alquiler se suele hacer en un periodo de entre cuatro o cinco años, pero siempre varía en función de la compañía, así como las necesidades que pueda tener la persona que contrata los servicios de renting.

¿Cuántas formas hay para pagar un vehículo?

metodos de pago de renting

Por ahora tenemos cuatro opciones si estás pensando en renovar tu vehículo. Te las explicamos a continuación:

Al contado. Sencillamente consiste en abonar en efectivo o por transferencia al número de cuenta dado por el vendedor. Una vez que el concesionario te haya dado el presupuesto cerrado para que adquieras el vehículo nuevo.

Financiado. El concesionario te elaborará un presupuesto donde se incluye el precio total del vehículo. Entonces el cliente solicitará a una entidad financiera o banco que se le permita pagar a plazos mensuales el precio del vehículo. Has de saber que siempre te sumarán al coste total del vehículo un importe total de intereses. Actualmente los intereses rondan entre el 6,5% y 9,75% del importe del vehículo. Enn este caso, la entidad financiera tendrá en cuenta factores determinantes para el pago de las cuotas tu historial de crédito, tu solvencia actual y el nivel de ingresos al que optas.

Leasing. El cliente firmará un contrato de arrendamiento con una determinada entidad, la cual adquiere el coche para cedérselo, posteriormente -ya sea como usuario particular, como autónomo o como empresa-. Siempre a cambio de un valor de dinero establecido en el contrato – que puede ser fija o variable, en función de lo que se haya acordado-, y en el periodo de tiempo determinado. Cuando se haya cumplido ese periodo, el cliente podrá tener la opción de comprar el vehículo siempre que pague la última cuota: es decir el valor residual que es la diferencia entre lo que pagó la compañía de leasing más los gastos e intereses del contrato y lo que el cliente ha abonado durante la duración del contrato-, pasa a ser finalmente su propietario.

Aparte del vehículo, ¿qué otra cosa incluye el rénting? ¿y qué no?

Lo que incluye:

  • Acciones administrativas: la compra del vehículo, su matriculación y el transporte desde la compañía hasta el cliente.

  • El mantenimiento mecánico por completo del vehículo, con las revisiones correspondientes que varían en función de la marca: sin excepciones, todas las compañías con rénting obligan a pasarlas en la red oficial de la marca; pero algunas, adicionalmente, garantizan revisiones ´extras´ en sus propios talleres.

  • Si se avería el vehículo, reparación del mismo.

  • Dependiendo de los plazos que determinan el contrato: el cambio de neumáticos.

  • El seguro completo contra siniestros y robo del vehículo.

  • Vehículo de sustitución en caso de avería o accidente.

  • La asistencia en carretera.

  • En caso de agotar la vía administrativa, servicio de reclamación de multas.

¿Y qué no se incluye?

  • Generalmente los repostajes, de todas formas, en casos muy aislados y teniendo que ser añadido en el contrato inicial, es posible que la compañía te ofrezca tarjetas de combustible, las cuales tienen ventajas y descuentos.

  • Multas por parte del cliente.

  • Si el vehículo ha tenido un mal uso o haya habido alguna negligencia por parte del cliente, las reparaciones nunca se incluirán.

Cómo es el contrato de rénting en nuestro país

No vas a encontrar dos contratos de rénting iguales, debido a que cada contrato refleja las necesidades y particularidades de cada cliente. Es decir, cada contrato de renting se hará en base a las necesidades y limitaciones de cada cliente.

contrato de renting

No obstante, existen rasgos comunes en las cláusulas. Estas indicaciones, que todo contrato de renting va a reflejar será por ejemplo la prohibición de subarrendar el coche u otro usuario, es decir que el uso que se haga con el coche no sean más que los conductores que aparecen como autorizados en el contrato. Otra similitud entre diferentes tipos de contrato renting puede ser las labores de mantenimiento a realizar según el plan establecido por la marca.

En cuanto a los periodos de validez de los contratos, generalmente se establecen en un rango de entre uno y cinco años -entre 12 y 60 meses-. Por lo general el periodo de tiempo que más frecuentemente se contrata es de cuatro años de contrato.

Estado del Renting en España

Por el año 2015 España contaba con una flota de vehículos 447.623 unidades. Con un total, del 14,22% de vehículos matriculados a lo largo de ese año fueron destinados a Renting (añadiendo los vehículos orientados a Rent a car y los de Renting de empresas).

La Asociación Española de Renting es la organización con más representación y se considera como un referente en el sector de Renting de vehículos en España. Consta a día de hoy de unos 23 asociados, de entre esos asociados podemos encontrar las principales compañías del sector, las cuales controlan alrededor del 98% del mercado en España.

Ventajas de contratar un vehículo rénting

  • El seguro del vehículo no será tu preocupación porque en la cuota que pagas mensualmente se te incluye la parte proporcional del importe de la póliza. Esto no debe preocuparte ya que estará gestionado y garantizado por la financiera o la compañía de rénting.

  • La empresa que hace el renting, es decir, la compañía arrendadora, cargará con los gastos de las revisiones mecánicas del coche. También de las posibles averías, así como de los posibles cambios de neumáticos que hayas acordado con ellos en el contrato.

  • Dependiendo de la compañía arrendadora, se te ofrecerán servicios exclusivos para clientes como por ejemplo tarjetas de combustible con precios y descuentos especiales, asistencia en carretera durante las 24 horas del día, tiempos de espera menores en su red de talleres…

  • Al finalizar el periodo del contrato, tendrás la posibilidad de cambiar tu vehículo por otro modelo, quedarte con el mismo-en función de su valor en el mercado-, o bien devolver el coche. Son todo ventajas.

  • Si optas por ir renovando el coche cada X tiempo, podrás disfrutar de vehículos a la última, modernos y con la innovación más avanzada respecto a la seguridad y tecnología. Siempre a la última.

  • Si por avería o accidente, necesitas un vehículo de sustitución, será la compañía de renting la que se haga cargo de los costes que ello pueda conllevar. Siempre tendrás la disponibilidad de un automóvil disponible en caso de avería o accidente.

Inconvenientes de contratar un vehículo rénting

  • No está a tu nombre, por lo que en el periodo de alquiler del vehículo pertenecerá a la compañía arrendadora.

  • Si firmas el contrato, estás obligado a cumplirlo sin que puedas cancelarlo. Aunque si así lo deseas, podrás pagar una penalización por cancelar el contrato anticipadamente, que variará dependiendo del tiempo que quede hasta la finalización del contrato vigente.

  • Cualquier modificación tanto estética como funcional no podrá ser realizada sin antes pedir una autorización a tu compañía arrendadora, la cual valorará si se acepta o no la modificación. En el caso que se te aceptara, también te indicarán en qué talleres estás obligado a hacer los cambios. Sea como sea, si se te acepta la modificación, los gastos correrán a tu cuenta.

  • Como antes hemos comentado, las reparaciones necesarias del vehículo se tendrán que realizar en la red de talleres que trabajen con la compañía arrendadora. Y si por algún caso, no has alcanzado el número de km acordado, se te abonará una determinada compensación.

  • Si, por el contrario, sobrepasas el número de kilómetros que has acordado recorrer al año, deberás hacer frente a una penalización, de la otra manera, si no lo alcanzas, te abonarán una cuota en caso de no haber llegado al kilometraje.
  • Por incumplimiento del acuerdo, tu compañía arrendadora podrá activar acciones legales en contra tuyo con el fin de reclamarte el pago de cuotas pendientes, devolución del vehículo o una penalización por impago. No te preocupes, esto no será nuevo para ti porque en el contrato se establecen esta serie de acuerdos.

¿Qué necesitas para contratar un coche de rénting?

documentacion para contratar en renting

Si ya has elegido la compañía con la que vas a realizar el contrato de renting y también has decidido la oferta a solicitar, deberás presentar documentación explícita, la cual te explicamos a continuación:

  • Si se contrata a través de una empresa:
    -El alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas. Escritura de constitución de la empresa.
    -El comprobante de pago del último Impuesto de Sociedades.
    -Los cuatro últimos pagos del IVA.
    -El balance de tu Situación, de Sumas, Saldos y Explotación de la empresa.
    -DNI y NIF del administrador de la empresa y su última declaración del IRPF.
  • Si se contrata como autónomo:
    -Alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas.
    -El DNI y NIF.
    -La declaración anual del IRPF.
    -Tus últimos cuatro pagos del IRPF.
    -Tus últimos cuatro pagos del IVA.
    -El balance de tu Situación, de Sumas, Saldos y Explotación, que reflejan tu situación económica en el momento de la firma del contrato.
  • Si se contrata como usuario particular-trabajador por cuenta ajena:
    -Tu DNI y NIF.
    -Tu última declaración del IRPF.
    -Tus tres últimas nóminas.

¿Qué puedo hacer con el vehículo cuando finaliza el contrato de rénting?

Los clientes que tienen arrendado un vehículo con un contrato de renting, tienen tres posibilidades:
A. Devolver el vehículo utilizado a la compañía de rénting o bien a la financiera.
B. Entregar el coche y realizar un nuevo acuerdo contratando un nuevo vehículo a estrenar.
C. Llegar a un acuerdo con la compañía de rénting, o con la financiera, para la compra del vehículo que se ha utilizado. Ten en cuenta que se trata de un acuerdo que se llega a posteriori, entre ambas partes y que no se incluye inicialmente en el contrato de rénting.

¿Es interesante comprar un coche de ocasión que procede del contrato de rénting?

Efectivamente…Sí. Sí porque, bien si te decantas por recomprar tu vehículo a la empresa una vez haya finalizado el periodo de contrato como si has decidido adquirir un coche procedente de rénting, hay que tener en cuenta las ventajas que anteriormente te hemos explicado, pero que te volvemos a explicar con el objetivo que te quede todo claro:

– El arrendatario -la compañía de rénting o la financiera- ofrece garantías mecánicas del coche: habitualmente de un año o por un determinado número de kilómetros.
– No existen intermediarios, por lo que el vehículo puedes adquirirlo directamente a la empresa arrendadora. Por esta razón los precios son mucho más asequibles.
– Son fiables al 100% ya que para su comercialización, los coches que provienen de rénting ha sido sometidos a las inspecciones mecánicas que generalmente son certificadas por la red de talleres de la compañía.
– Generalmente los automóviles no tienen más de cuatro años y tienen una media de 60.000km, por eso optas a disfrutar de un vehículo con muy poca antigüedad.
– Adicionalmente, el estado de estos vehículos es impecable, tanto por fuera como por dentro debido a que en este tipo de contratos la compañía corre a cuenta del mantenimiento y las posibles averías o cualquier desperfecto que haya podido sufrir el vehículo por roce, golpe o siniestro.

¿Qué ventajas fiscales ofrece el rénting?

marcas y fiscalidad del renting en españa

Para Particulares: Ninguna. Al ser un alquiler, no tienen derecho a ningún tipo de deducción fiscal.
Para Empresas y sociedades mercantiles: Tienen la opción de poder deducirse el 100% del importe de las cuotas mensuales de su rénting en el Impuesto de Sociedades, ya que se considera como un gasto derivado de su actividad profesional.
Para Profesionales y autónomos: Estos pueden deducir el importe de su cuota
mensual de rénting en el Régimen de Estimación Directa del IRPF, siempre que se trate de un gasto necesario para el desarrollo de su actividad profesional.

¿Qué marcas de coches y qué empresas ofrecen rénting?

Actualmente casi la totalidad de la marcas de coches ofrecen la contratación de renting para sus modelos, a través de sus servicios financieros. Destacamos entre todos ellos a: RenaultOpelMercedesAudiSeatHondaToyotaVolkswagenPeugeotFordBMW.

Además, hay un sinfín de empresas y entidades financieras que se comprometen a gestionar y ofrecer los contratos de rénting ya sea para clientes particulares como a empresas o para autónomos. Entre ellas destacamos: ALD Automotive (Société Générale Group), Lease Plan, Alphabet, Caixa Catalunya Renting, Arval (BNP Paribas Lease Group), National Atesa Flexirent, BBVA Autorénting, La Caixa Rénting, Santander Consumer Finance Rénting, Lico Leasing.