Por qué te carga más lento el móvil en el coche, soluciones

El cable que nos permite cargar nuestro móvil en el vehículo resulta realmente útil para aquellos conductores que hacen uso del GPS de su Smartphone, escuchan música del mismo y recorren largos trayectos, pues no vamos a estar continuamente subiendo y bajando el de nuestro cargador. En otras ocasiones, por quedarnos faltos de batería, no nos queda más remedio que cargar nuestro móvil mientras conducimos, y es que encontramos una gran variedad de marcas de cargadores, además de otros accesorios como baterías externas o cables de datos. Sin embargo, este hábito puede ser más perjudicial de lo que pensamos.

¿POR QUÉ NO DEBEMOS CARGAR NUESTRO MÓVIL EN EL COCHE DE FORMA HABITUAL?

Aunque en ocasiones conectar el móvil sin batería por medio de un USB sea irremediable, este acto no debe convertirse en rutinario, te explicamos por qué.

Puede que te hayas dado cuenta de que al conectar el móvil al vehículo, este no carga a la misma velocidad que en el enchufe de tu casa. Quizás te replantees que el cable que has comprado es malo, si bien es cierto que lo recomendable es hacernos con un cable original de calidad procedente de una tienda especializada, pero este no es el motivo. También podemos pensar que la culpa es de las tomas de corriente de 12 voltios del coche, que a diferencia de las de 220 voltios del enchufe de nuestra casa, se ven más limitadas, pero tampoco encontramos la respuesta en este hecho.

El problema recae en el amperaje (la intensidad de la corriente eléctrica, a mayor amperaje, mayor velocidad de carga) y en el cabezal, clavija o adaptador que hayamos escogido para la toma de los 12 voltios. En esta situación, en la que el móvil consumirá energía a un ritmo mayor que la capacidad del puerto USB, cargar el móvil en el coche no será beneficioso para ni para el móvil, ni para el propio vehículo. El dispositivo podrá dejar de cargarse o, incluso, llegar a bloquearse.

¿CÓMO HACER QUE EL MÓVIL CARGUE MÁS RÁPIDO EN EL COCHE?

Ahora que ya conoces la razón del problema, no te preocupes, te damos la solución.

Nos centraremos en el intermediario entre la toma de corriente y el cable, algunos vendrán ya con el cable y otros con varias tomas de USB para que puedas cargar más de un dispositivo al mismo tiempo. Para cargar un móvil necesitaremos una potencia igual o superior a su potencia mínima, que son 1.5 amperios. Los adaptadores para el coche de baja calidad apenas suelen llegar a 1 amperio, por lo que la solución será encontrar uno de mayor amperaje, sobre todo si tiene varias tomas USB. Para no tener problemas a la hora de cargar nuestro móvil en el coche, y además alcanzar una velocidad de carga igual a la que obtenemos en nuestra casa, consigue uno de 2 amperios. Este remedio nos saldrá por un precio de entre 10 y 20 euros, pero merecerán la pena. Por otro lado, si deseamos cargar varios dispositivos simultáneamente o una tableta, deberás acudir a una tienda especializada en la que te ofrecerán el producto de mayor amperaje a buen precio.