Diesel o gasolina. ¿Qué coche elegir?

A la hora de comprar un coche, una de las primeras preguntas que se nos viene a la cabeza es ¿diesel o gasolina? Hasta ahora, la decantación por el diesel, debido a la menor imposición fiscal sobre este combustible, ha sido siempre mayor. Sin embargo, cada vez son más numerosos los argumentos para optar por un coche a base de gasolina.

El mercado de coches español ha estado dominado por coches diesel, llegando a acaparar más de dos tercios de las ventas. No obstante, el gobierno ya ha anunciado nuevos impuestos para los vehículos diesel y subidas en el precio. Esto es debido a su carácter contaminante, sobre todo en las grandes ciudades, lo que ha llevado al endurecimiento de los protocolos respecto a las restricciones de zonas de circulación.

Asimismo, muchos han sido los conductores que erróneamente han elegido un coche diesel por creer así conseguir un mayor ahorro, ya que la mayoría nunca llega a rentabilizar la compra. Los coches diesel presentan un mayor coste, por lo que para que un conductor realmente rentabilice la compra de un modelo de gasóleo, deberá recorrer unos 160.000 kilómetros aproximadamente, cifra que normalmente los conductores no llegan a alcanzar en toda la vida del automóvil. Teniendo en cuenta los datos económicos en la actualidad, un 30% de los compradores de coches se equivocan al apostar por un coche de gasóleo.

Hay que añadir la cada vez menor diferencia entre el consumo del diesel y de la gasolina (1,8l/100 km en suelo urbano y 1l/100 km en suelo extraurbano); así como la diferencia entre el precio de ambos combustibles (gasóleo un 14% más barato diez años atrás, llegando tan solo a un 5% en la actualidad), hacen cada vez más tentadora la apuesta por un modelo de gasolina. No olvidamos también la cada vez inferior demanda de coches diesel y por ello la reducción de su precio, lo que hace cada vez más difícil la recuperación de la mayor cantidad de dinero invertido en modelos diesel.

En el mercado actual se están introduciendo cada vez más coches diesel con etiqueta ECO, que les permitirá su circulación por las ciudades con un gran nivel de contaminación sin restricciones.

Con todos estos datos, si estás pensando en adquirir un coche, te recomendamos que compares los niveles de kilometraje y plantees el tipo de uso que vas a hacer del vehículo, de manera que puedas decantarte por un coche tipo diesel o gasolina de forma acertada.