Consejos para llevar mascotas en el coche

Cuando hace buen tiempo, a menudo no hay mayor alegría que salir a la carretera con tu amigo de cuatro patas. Pero el hecho de que a muchas mascotas les guste viajar en coche no significa que sea necesariamente seguro para los animales. De hecho, hay una serie de cosas que la gente debe tener en cuenta antes de meter a sus mascotas en un vehículo. A través de estos consejos estarás libre de que tus mascotas lo pasen mal en el momento de viajar en tu coche.

En primer lugar, no dejes mascotas en coches calientes. Miles de animales sucumben al calor y la asfixia cada año porque han sido dejados en un vehículo desatendido. En un día de 40 grados, puede tomar menos de 30 minutos para que la temperatura dentro de un coche alcance los abrasadores 60 grados. Te animamos a que te comprometas a proteger a las mascotas de los coches calientes, y a que tomes medidas si ve a un animal en peligro.

Además de los peligros de los coches calientes, las mascotas también son propensas a meterse en cosas que no deberían mientras viajan dentro de un vehículo. Son numerosos los reportes que las empresas de seguros reciben acerca de mascotas que ingieren los siguientes artículos mientras están en un auto:

  • Gomas de mascar (que a menudo contiene xilitol, un edulcorante que puede causar hipoglucemia y daño hepático potencialmente mortales)
  • Medicamentos humanos y para mascotas dejados en un bolso o bolsa, o incluso recogidos del veterinario o de la farmacia.
  • Cigarrillos y tabaco de mascar
  • Líquido limpiacristales

En un caso muy comentado, un perro fue enviado a un hospital de emergencia después de encontrar medicamentos para la artritis que su dueño había recogido para su caballo. El perro encontró la medicación en el coche, la masticó en el recipiente y se comió el contenido. La cantidad que ingirió podría haber causado complicaciones graves como úlceras, lesión renal, signos neurológicos y desequilibrios electrolíticos, y necesitó varios días de hospitalización y tratamiento agresivo para recuperarse.

Para evitar un incidente de este tipo con tu propia mascota, debes tomar todas las medidas posibles para crear un entorno de viaje seguro en el coche. Esto significa invertir en una jaula o arnés para mantener a tu mascota segura, y nunca permitir que tu mascota viaje con la cabeza fuera de la ventana.

En general, los viajes en coche pueden ser una experiencia divertida y agradable tanto para ti como para tu mascota. Siguiendo estos consejos te aseguras de que tú y tus pasajeros de cuatro patas tengan el viaje más seguro y suave posible. ¡Feliz viaje!