Consejos para el examen práctico de conducir

El examen práctico de conducir será seguramente una de las experiencias en las que no podrás evitar los nervios; sin embargo, una de las claves más importantes es mantener la calma. Cada persona necesitará un número de clases mayor o menor, asique no te precipites al presentarte ante el examinador ni aún no te sientes lo suficientemente capacitado. Piensa que una vez dadas las clases con tu profesor de autoescuela, estarás lo suficientemente preparado para controlar la situación y demostrar la práctica con el coche aprendida.

A pesar de que no existe ningún truco infalible para aprobar el examen práctico a la primera, te presentamos una serie de consejos a tener en cuenta y que seguramente te ayuden a aprobar tu examen.

  • Conoce la ubicación de ciertos elementos por si el examinador te pregunta por ellos, entre ellos mencionamos las luces, abrir el capó, comprobar los niveles de aceite, frenos, refrigerante, hacer funcionar el claxon, desbloquear el volante al arrancar…
  • Mira hacia ambas direcciones cuando vayas a maniobrar, en especial en las intersecciones
  • Asegúrate de si algún otro conductor viene por detrás cuando vayas a frenar, para esto mira el retrovisor central
  • Presta atención a los ciclistas y a los peatones
  • Estate atento a todas las señales de tráfico, pueden jugarte una mala pasada. Las más problemáticas suelen ser los stop, ceda el paso (no son lo mismo), semáforos en ámbar, señales de velocidad y pasos para peatones
  • Ten en cuenta que serás igualmente sancionado tanto si vas muy rápido como muy lento
  • Activa las luces de cruce cuando entres en los pasos inferiores y túneles
  • No dejes la mano en la palanca de cambios, esta práctica es peligrosa y dañina para el vehículo
  • Cuando te subas al coche, antes de iniciar la marcha, regula tu asiento, los retrovisores y nunca olvides abrocharte el cinturón ni quitar el freno de mano
  • Evita los acelerones y trompicones, realizando los cambios de maniobra suavemente
  • No te pegues con los vehículos de los lados ni con el que tengas delante
  • Evita los nervios si se te ha calado el coche, solo te supondrá una falta leve
  • Si el examinador te ha indicado algo el examinador y no te has enterado, tan solo tienes que preguntarle, no te pongas nervioso; si este no te dice nada, continúa recto, en caso de no poder hacerlo, pregúntale la dirección
  • No cruces los brazos al volante
  • Es muy importante que mires tanto los espejos de fuera como el del interior
  • No mires la palanca de cambios para saber en qué marcha te encuentras
  • Al cambiar de marcha, reduce la velocidad del vehículo
  • Nunca cambies de la primera marcha a la tercera directamente
  • Si vas a adentrarte en una situación compleja no te precipites y pisa el freno si lo consideras necesario
  • Recuerda que si hay un semáforo en la entrada de una rotonda, seguramente haya otro a la salida
  • Trata de hacer por fuera las rotondas
  • Indica con el intermitente que vas a salir en las rotondas
  • Señaliza con los intermitentes siempre con tiempo, pero tampoco te anticipes
  • Acelera con brío en los carriles de aceleración de autopistas-autovías
  • Cuidado con las direcciones prohibidas
  • Mantén siempre las manos al volante
  • Conoce bien y familiarízate con las zonas en las que vayas a realizar el examen
  • Atentos a los grupos vulnerables en la conducción.