Cómo pagar una multa DGT

Las multas de tráfico emitidas por la DGT pueden variar en naturaleza, desde infracciones leves hasta sanciones más graves. Estas sanciones se imponen como resultado de violaciones de las normas de tráfico, como exceso de velocidad, estacionamiento indebido, conducir bajo los efectos del alcohol o el uso del teléfono móvil mientras se conduce. Independientemente de la infracción, es esencial abordar la multa de manera adecuada para evitar problemas legales adicionales y garantizar un sistema de tráfico más seguro en nuestras carreteras.

A continuación, te detallamos cómo pagar una multa de la DGT, dónde dirigirte para ello y qué plazos tienes.

Recepción de la multa

La primera etapa en el proceso de abonar una multa de la DGT es recibir el recibo de la sanción.
Este documento se enviará por correo postal a la dirección registrada del infractor o, en algunos casos, se entregará en persona por un agente de tráfico. El recibo contendrá información esencial sobre la infracción, incluyendo detalles como la fecha, hora y lugar de la misma, así como el importe a pagar y el período de tiempo en el que se debe abonar la multa.

Revisión de la sanción DGT

Es importante revisar cuidadosamente el recibo de la multa para comprender la naturaleza de la infracción. Esto te permitirá saber por qué se te ha impuesto la sanción y cuáles son los fundamentos legales detrás de ella. Si tienes dudas o crees que la multa es injusta, es posible impugnarla a través de los procedimientos adecuados, pero esto debe hacerse dentro de un período específico y siguiendo los procesos legales establecidos.

Plazos de pago

La DGT suele otorgar un período de tiempo para el pago de la multa, generalmente de 20 días hábiles a partir de la fecha de notificación. Es fundamental respetar este plazo, ya que si no se paga dentro del tiempo estipulado, pueden aplicarse recargos adicionales e incluso la posibilidad de que la deuda sea enviada a la Agencia Tributaria para su cobro.

Métodos de pago de una multa DGT

Afortunadamente la DGT ofrece diversas opciones para pagar una multa de forma cómoda y eficiente. A continuación, detallaremos los métodos más comunes:

  • Pago por Internet

Paso 1: Accede al sitio web oficial de la DGT en www.dgt.es.
Paso 2: Busca la sección de «Trámites» o «Pago de Multas» en el sitio web. Allí encontrarás la opción para pagar tu multa en línea.
Paso 3: Ingresa los detalles de tu multa, que generalmente se encuentran en el recibo que has recibido por correo. Asegúrate de proporcionar la información correcta para evitar problemas futuros.
Paso 4: Selecciona el método de pago que prefieras, que suele incluir tarjetas de crédito o débito.
Paso 5: Confirma la transacción y verifica que has recibido un comprobante de pago. Conserva este comprobante como evidencia de que has abonado la multa.

  • Pago en entidades bancarias

Otra opción común para pagar una multa de la DGT es hacerlo en una entidad bancaria.
Para ello, sigue estos pasos:
Paso 1: Imprime el recibo de la multa desde el sitio web de la DGT o utiliza el que has recibido por correo.
Paso 2: Lleva el recibo impreso a una entidad bancaria colaboradora. Estas entidades suelen incluir bancos y cajas de ahorro. Puedes consultar la lista de entidades en el sitio web de la DGT.
Paso 3: Entrega el recibo y realiza el pago en la entidad bancaria. Asegúrate de obtener un comprobante de pago como prueba de la transacción.

  • Pago por teléfono

Algunas entidades bancarias también ofrecen la opción de pagar multas de tráfico por teléfono.
Para hacerlo, debes seguir los procedimientos indicados por tu banco y proporcionar los detalles de la multa y los datos de tu cuenta bancaria.

  • Pago a través de la app ‘miDGT’

Se trata de una aplicación gratuita, disponible tanto para móviles como para tablets en sistemas iOS y Android. Desde dicha app, una vez registrado, bastará con acceder al menú ‘Mis multas’.

  • Pago presencial

Existen tres maneras para abonar multas presencialmente:

    • En sucursales bancarias y cajeros, de lunes a viernes de 8:30 a 14:00 horas. Tienes la opción de pagar con tarjeta o en efectivo.
    • También puedes abonar tu multa en cualquier oficina de Correos. Aquí, tienes la posibilidad de pagar tanto con tarjeta como en efectivo, pero ten en cuenta que deberás abonar una tasa adicional de 2,25 euros más el 1,50% de la cuantía de la multa
    • En cualquier Jefatura u Oficina de Tráfico, mediante tarjeta de crédito o débito, exclusivamente. No se admite el pago en efectivo y la atención presencial en las oficinas de la DGT es solo para particulares y sus representantes. Empresas y otras personas jurídicas, así como sus representantes, deberán realizar sus trámites de manera electrónica.
    • Si optas por este método, podrás efectuar el pago únicamente con tarjeta de crédito o débito. Es importante destacar que no se acepta el pago en efectivo en las Jefaturas u Oficinas de Tráfico. Además, ten en cuenta que la atención presencial en estas oficinas está reservada exclusivamente para particulares y sus representantes. Las empresas y otras personas jurídicas, así como sus representantes, deberán realizar sus trámites de manera electrónica.

Asimismo, si, en el momento de realizar una infracción, un agente de la Guardia Civil te detiene en la carretera tendrás la opción de abonar la multa mediante tarjeta, bien de crédito o débito, con la aplicación del 50% del total de la sanción por pronto pago.