Eléctricos para encontrar el silencio

Hemos hablado en más de una ocasión de las ventajas y desventajas de los coches eléctricos y de cómo estás hacen que sean alternativas reales para muchos e inalcanzables para otros. Una de las ventajas más importantes es que no genera ruido y por lo tanto ayuda a disminuir la contaminación acústica. Pero como se suele decir no es “oro todo lo que reluce”.

Esta falta de sonido hace que se produzcan accidentes con los peatones que no escuchan el sonido del coche al llegar. Conocimos hace tiempo que Estados Unidos iba a prohibir los coches eléctricos totalmente silenciosos y aquí en Europa se espera algo que ponga fin a este peligro.

Estamos acostumbrados al ruido de los motores y al de los coches al circular, pero no lo estamos al del silencio, lo que puede traer problemas con consecuencias graves.

Otras ventajas que tienen los vehículos eléctricos son el ahorro de combustible y de mantenimiento y que generan cero emisiones de C02 por lo que cuidan el medio ambiente.

Pero no solo debemos hablar de las ventajas si no también de los puntos negativos como el elevado precio que tienen estos modelos de coche en comparación con los tradicionales de combustión.

También preocupa la escasa red de puntos de recarga que existen y la poca autonomía que tienen las baterías y que impiden realizar viajes largos.

Poco a poco iremos viendo como se solucionan estos problemas y quizá debamos acostumbrarnos al ruido que empiecen a emitir los coches eléctricos que estén por llegar.