12/12/2018 itv

5 Consejos para poder pasar la ITV sin problemas

5 Consejos para poder pasar la ITV sin problemas

Pasar la ITV de nuestro vehículo es un trámite por el que todos tenemos que pasar tarde o temprano. Los turismos particulares nuevos que tengan menos de 4 años están exentos de pasar la ITV, pero a partir del cuarto año hasta el décimo tienen que pasar la ITV cada 2 años, y desde el décimo año en adelante hay que pasarla cada año. Se trata por lo tanto de un trámite importante, ya que lo que se comprueba en la ITV es que nuestro vehículo se encuentre en condiciones óptimas para la circulación, que además posibiliten que nuestro vehículo circule con todas las garantías de seguridad.

A medida que el coche va cumpliendo años, la preocupación por que el vehículo no pase la ITV se va incrementando. Los problemas técnicos se acumulan en el vehículo, a la vez que es habitual que vayamos descuidando su estado en general debido a la longevidad del propio vehículo. Sin embargo, si queremos pasar la ITV sin problemas, lo ideal es que tengamos en cuenta los siguientes 5 consejos que nos permitirán pasarla con cualquier coche sin problemas.

1 – Revisa los neumáticos

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las personas que llevan a la ITV sus vehículos es que no consiguen pasarla por el estado de los neumáticos. Tenemos que tener en cuenta que si el dibujo está muy desgastado no conseguiremos pasar la ITV, por lo que es conveniente revisarlos y comprobar también su presión.

2 – Revisa que todas las luces funcionan

En muchas ocasiones, sobre todo en coches antiguos que presentan fallas eléctricas, es habitual que las luces se estropeen con más frecuencia. Revisa que todas funcionan y si no lo hacen cámbialas, podrás encontrar recambios en gasolineras y hacer tu mismo el sencillo procedimiento para cambiarlas.

3 – Revisa el interior del vehículo

Pocas personas se preocupan por el estado general del interior del vehículo y es algo que se comprueba. Sobre todo, haz hincapié en la comprobación de los sistemas de seguridad como los cinturones. Si alguno funciona mal o si hay algún mecanismo de seguridad que no funcione correctamente, no vamos a conseguir pasar la ITV.

4 – Haz una revisión general de los líquidos

Durante la inspección por parte del inspector de la ITV, se comprobarán los líquidos. Es conveniente repasar el nivel de acite, el refrigerante y anticongelante, el agua del limpiaparabrisas el líquido de frenos y el líquido de dirección. No solo para la propia revisión de la ITV, sino porque todos estos líquidos contribuyen a que el coche funcione en buenas condiciones y por lo tanto, cuando se examine cuando llegue nuestro turno en la ITV, el coche estará perfecto para su revisión.

5 – Acude a un profesional

Hoy en día, la mayoría de talleres profesionales nos permiten hacer una comprobación pre-ITV que nos permite asegurar que nuestro vehículo pasará la revisión. Se trata de una comprobación con poco coste que asegurará que nuestro vehículo estará en perfectas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *