04/01/2019 bateria

¿Qué tipos de baterías existen para vehículos eléctricos?

¿Qué tipos de baterías existen para vehículos eléctricos?

Los vehículos eléctricos necesitan baterías para poder hacer funcionar todos sus sistemas. Al contrario que ocurre en los coches que tienen motores de combustión, en los que entra el combustible, ya sea gasolina o diésel, para hacer funcionar todo el sistema del motor. Los coches eléctricos necesitan de baterías que alimentan de energía todos sus motores. Estas baterías se cargan y tienen una duración determinada. Se trata por lo tanto de uno de los elementos más importantes de los vehículos eléctricos, ya sean coches o motos eléctricas.

Tenemos que tener en cuenta, que uno de los principales problemas a los que se enfrentan los fabricantes de vehículos eléctricos, es la duración de las baterías que ponen en sus coches o sus motos. Las baterías tienen una determinada capacidad y dicha capacidad es la que marcará el rango de distancia que va a poder recorrer ese vehículo. Cuanta mayor capacidad tenga una batería mejor, ya que de esta forma estaremos hablando de un vehículo que tiene una autonomía mayor y por lo tanto puede recorrer más distancia antes de tener que ser recargado. Pero no solo eso, sino que también es importante la capacidad de carga en lo que a velocidad se refiere, que tenga la batería. Una batería que se recargue rápido es mucho mejor que una que se recargue más lento ya que de esta forma los tiempos de espera serán mucho menores.

La gran batalla de los fabricantes de vehículos eléctricos

Estos dos factores, tanto el tiempo de carga de la batería, como la capacidad de carga de la batería, son la gran batalla de los fabricantes de vehículos eléctricos, que tratan de solucionar apostando por diferentes tipos de baterías que existen para almacenar energía que se pueda trasladar a los vehículos. Vamos a revisar las innovaciones más interesantes y los diferentes tipos de baterías que existen.

Baterías de litio, las más populares

Las baterías de litio son las más utilizadas en la fabricación de vehículos eléctricos. Se conocen también como baterías Li-Ion y consisten en baterías que utilizan una sal de litio como electrolito. Debido a sus excelentes propiedades se han convertido en las baterías más utilizadas para vehículos eléctricos. A medida que la tecnología avanzada, su capacidad es mayor y su degradación es menor.

Baterías de litio-azufre

Estas baterías se presentan como una alternativa a las de litio tradicionales. Utilizan azufre de litio en estado sólido y su ventaja radica en que gracias a ellas se consigue disminuir el impacto medioambiental que generan las baterías de litio tradicional. Son sin duda una interesante alternativa a pesar de que tienen una vida útil algo corta en comparación con otro tipo de baterías.

Otras alternativas

Otras alternativas como las baterías de iones de sodio, las baterías de grafeno, las de calcio, las baterías bipolares o las de iones de fluoruro, pretenden ser una alternativa a las de litio. Sin embargo, todavía no hay suficiente investigación y desarrollo como para que alguna alternativa se considere realmente interesante frente a las de litio que llevan más tiempo en el mercado y son la apuesta por la que han optado los grandes fabricantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *