17/08/2019 limpiar motor coche

Limpiar el motor de tu coche

Limpiar el motor de tu coche

En este artículo te presentaremos la forma más adecuada de limpiar tu motor y despejaremos tus dudas sobre si es bueno o no lavarlo y cada cuánto tiempo es recomendable hacerlo.

El motor del coche es un elemento fundamental que requiere especial precaución en su limpieza y cuidado. Aunque es importante mantenerlo limpio para evitar posibles problemas a causa de la suciedad, debemos evitar hacer uso de agua y jabón, ya que, como advierten muchos fabricantes de coches, sus dispositivos eléctricos y electrónicos no aceptan la humedad y aunque creamos haberlo protegido correctamente del agua mediante plásticos, pueden quedar restos que interfieran en su funcionamiento y provoquen averías.

En cuanto a la periodicidad aconsejable para lavar el motor, aclaramos que no es conveniente pasarnos y lavarlo cada semana, sino una vez al mes más o menos.

Como ya hemos explicado, lavar el motor de tu coche con agua puede acabar dañándolo, sin embargo también podemos hacerlo con especial cuidado recubriendo los elementos eléctricos, siempre asegurándonos de que están realmente protegidos.

Te mostramos los pasos que debes seguir para lavar el motor de tu vehículo de forma segura tanto en seco como con agua (recordamos que el motor deberá lavarse siempre en una temperatura entre fría y templada).

Cómo lavar el motor del coche con agua

En primer lugar, es muy aconsejable para evitar que el coche se raye colocar algún trapo o toalla en la zona del vehículo en la que nos apoyaremos para limpiarlo. Si decidimos lavar el motor con agua, tendremos que impermeabilizar con plástico todos aquellos componentes del motor que puedan causar una avería.

Mojaremos el motor de manera suave y repartida, y cuando ya esté húmedo, con una brocha, o un pincel pequeños en las zonas menos accesibles, pasaremos a repartir limpiador de uso múltiple por todo el motor, cuyas partes deberán permanecer húmedas en todo momento. Cuando ya hayamos acabado de distribuir el limpiador, mojaremos otra vez el motor para completar la limpieza, y luego nos aseguraremos de secarlo bien con una toalla o aire. Llegamos a este punto solo nos quedaría quitar los plásticos de las zonas electrónicas que hemos protegido con cuidado de no derramar agua en ninguna zona deseada. Para conseguir un motor reluciente, aprovecha y pasa por las zonas de plástico algún abrillantador. (Si limpiamos el motor de nuestro coche con agua también podemos hacerlo con una pistola a presión, protegiendo siempre las los componentes críticos al agua)

Para encender el motor de nuevo, es recomendable esperar unas dos horas; y para asegurarnos de que todo está correcto, una vez encendido espera un par de minutos y comprueba que no emita ningún sonido extraño índice de algún fallo.

Cómo lavar el motor de tu coche en seco

Por otro lado, si te decantas por una limpieza en seco por miedo a dañar algún componente, la cual deberá ser manual, puedes hacerlo soplando con aire comprimido para eliminar todo el polvo que pueda tener el motor. A continuación aplica producto de limpieza y con algún trapo atrapa el polvo.

Utilizar vapor para limpiar el motor del coche se trata de un completo desacierto, pues la humedad del vapor puede provocar alguna irregularidad en el funcionamiento del motor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *