25/08/2019 aire acondicionado coche

Cómo afecta el aire acondicionado al funcionamiento del coche

Cómo afecta el aire acondicionado al funcionamiento del coche

El aire acondicionado o climatizador es un elemento indispensable en el coche, sobre todo en estas fechas de calor, ya que el excesivo calor dentro del habitáculo puede acabar provocando somnolencia al conductor. La gran pregunta es si realmente este necesitado aparato afecta a la potencia de nuestro vehículo: la respuesta es sí; pero, ciertamente, no se trata de una reducción de la potencia, sino de una redistribución a fin de atender a otras funciones del coche.

Recordamos que la temperatura ideal a mantener en el interior del vehículo oscila entre los 21 y 23 oC.

¿Cómo funciona el climatizador del coche y a qué otros elementos afecta?

El funcionamiento del aire acondicionado se puede resumir en coger aire caliente, enfriarlo e introducirlo en el interior del vehículo. Su sistema consigue enfriar, filtrar y deshumidificar el aire gracias a un gas que cambia de estado (de gas a líquido y de líquido a gas de forma cíclica) y a una serie de elementos mecánicos. El sistema del climatizador está compuesto por cuatro elementos: compresor, condensador, válvula de expansión y evaporador.

Esta avanzada tecnología requiere un consumo de energía, que afecta al motor y combustible del coche. Mayor será el gasto de energía cuanto el aire tanto del habitáculo como del exterior esté más caliente y más fría la temperatura programada en el climatizador. Con el aire acondicionado en funcionamiento, el motor destinará parte de su energía refrigerar el vehículo, perdiendo hasta 5 y 15 CV; los más afectados serán los coches pequeños con motores de menos potencia. Por otro lado, el uso del climatizador puede hacer que nuestro automóvil consuma mayor cantidad de combustible (hasta un 5- 20% más) si el motor es térmico, o de gas o electricidad si se trata de otra mecánica.

Cómo hacer buen uso del aire acondicionado

Existen diversas recomendaciones para hacer un buen uso del aire acondicionado y tratar de ahorrar el consumo de energía que su actividad conlleva. Entras ellas, encontramos bajar la ventanilla trasera a la del conductor y abrir y cerrar la puerta de este varias veces, acto que hará que la temperatura baje hasta unos 10 grados y que gastemos menos combustible por haber reducido el calor dentro del automóvil. Otro truco es no utilizar el climatizador cuando el motor esté apagado, puesto que más enfriará cuanto más rápido vaya el motor. Además, recordamos que una vez alcanzada una temperatura adecuada, de entre 21 y 23 grados, es aconsejable activar la entrada de aire exterior para reducir la pérdida de combustible, ya que se producirá una pérdida de hasta un 30 % por debajo que esos límites. Asimismo, al consumo del combustible también afectan las ventanillas bajadas, sobre todo cuando se circula a una velocidad superior a los 110 km/h, ya que se reduce la aerodinámica del coche, disparando el consumo de combustible; bajar las ventanillas supondrá ahorrar 0,3 litros cada 100 Km recorridos.

En lo que concierne al mantenimiento del aire acondicionado, recomendamos  limpiar y sustituir el filtro del aire siempre que sea necesario para que enfríe adecuadamente y ahorre combustible; así como activarlo también en invierno para garantizar su buen funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *